Bienvenido a Inverbots | Desarrollo de Robots de Trading

LA CRISIS DE LOS MIL BANCOS: MINI-DOCUMENTAL EN ESPAÑOL



Enfrentar uno de los peores episodios de inflación de la historia requirió de la implementación de medidas drásticas que detonaron una crisis bancaria, que se amplificaría en medio de un periodo de políticas equivocadas, y provocaría el mayor número de quiebras en la historia de Estados Unidos desde la gran depresión. Esta la historia de la crisis de los mil bancos.

Accede a nuestro curso gratuito y recibe más información de nuestros servicios:

BANCOS DE AHORRO Y PRÉSTAMO

Los bancos de ahorro y préstamo, conocidos en inglés como thrifts o S&Ls, son instituciones que surgieron en Inglaterra a finales del siglo XVIII como cooperativas sin ánimo de lucro, que tenían como objetivo hacer un bien social ayudándole a sus miembros a comprar su propia casa.

A grandes rasgos, los bancos de ahorro y préstamo funcionaban de una manera similar a los bancos tradicionales. Recibían depósitos por los que pagaban un interés y lo prestaban principalmente para créditos hipotecarios a una tasa mayor, con la diferencia siendo usada para pagar sus operaciones.

Durante el siglo XIX el crecimiento urbano en Estados Unidos incrementó el número de estos bancos, pero también cambió su naturaleza, siendo privados y con ánimo de lucro. Y al igual que muchas instituciones financieras, estos bancos se vieron en serios problemas durante la gran depresión y comenzaron a ser regulados de una manera más estricta.

Uno de los principales cambios fue limitar los intereses que se le permitía pagar a estas instituciones por los depósitos que recibían, ya que muchas de ellas habían incrementado de manera notable estos intereses para atraer depósitos de sus competidores. Pero para poder ganar dinero, entonces tenían que incurrir en prácticas más riesgosas y con una rentabilidad esperada más alta, que por supuesto, no siempre se alcanzaba. Estas prácticas además fueron prohibidas y se limitaron las posibilidades de inversión de estas instituciones.

Se creó la Federal Savings and Loan Insurance Corporation para asegurar los depósitos de las personas hasta cierto nivel en estos bancos, y así disminuir el riesgo de corridas bancarias, que se dan cuando muchas personas retiran su dinero a la vez y el banco queda sin liquidez para responder. Y además se creó la Corporación Federal de Prestamos Hipotecarios para otorgarle liquidez a estas instituciones.

Federal Deposit Insurance Corp. (FDIC): Definition & Limits

Después de la Segunda Guerra Mundial, la expansión de la clase media en Estados Unidos permitió que estas instituciones prosperaran y una gran cantidad de familias consiguieran su propia casa. Aunque por las regulaciones, estos bancos mantuvieron un bajo nivel de crecimiento, y lo que funcionó durante varias décadas dejaría de hacerlo en un escenario para el que claramente no estaban preparados: la gran inflación.

LA GRAN INFLACIÓN

Cuando la segunda guerra mundial estaba llegando a su final, 44 países se reunieron en Bretton Woods para acordar el nuevo sistema monetario que funcionaría ahora que el patrón oro clásico había llegado a su final. El principal acuerdo sería que el dólar estaría respaldado por oro a una tasa de cambio de 30 dólares por onza, y que cualquier país con dólares podía reclamar este oro.

Lo que inicialmente funcionó bien y le dio una gran estabilidad al sistema, comenzó a tener problemas cuando estados unidos incurrió en grandes déficits presupuestales por las diferentes guerras relacionadas con la guerra fría, la carrera espacial y los programas locales como “great society”. Además de grandes déficits comerciales cuando el mundo terminó de reconstruirse después de la guerra y el comercio internacional a incrementarse.

Esto ocasionó en última instancia, la creación de una gran cantidad de dólares para los que no había suficiente oro como respaldo, y con estas reservas de oro bajando además de manera acelerada, porque los otros países continuaban intercambiando dólares por oro. Esto llevó a Nixon a anunciar el final del respaldo en oro de los dólares americanos el 15 de agosto de 1971 y el país entró en una profunda inflación que durante la década de los 70’s se vio amplificada por la crisis energética.

Today Is the 40th Anniversary of Nixon Ending Gold Standard and Creating  Modern Fiat Monetary System

Esta inflación requirió de medidas extremas por parte de la reserva federal, que en Paul Volcker encontraría uno de sus mejores presidentes, y quien se enfocaría además de subir las tasas de interés a un nivel record del 19% en 1981, en restringir la cantidad de dinero en la economía a través del aumento de las reservas que los bancos debían tener.

Aunque esta política monetaria cumplió su objetivo, causó dos periodos de recesión en estados unidos, el primero desde enero de 1980 hasta julio de 1980 y el segundo desde julio de 1981 hasta noviembre de 1982, además de una de las peores crisis bancarias de la historia de estados unidos, que hasta este momento es solo comparable con la gran depresión en términos de instituciones financieras quebradas.

LA CRISIS DE AHORROS Y PRÉSTAMOS

Cuando la reserva federal comenzó a subir las tasas de interés para combatir la inflación, los activos de instituciones como los bancos de ahorro y préstamo, que se componían principalmente de créditos hipotecarios y bonos del tesoro de largo plazo, comenzaron a perder la mayor parte de su valor. Además, con el aumento del interés que pagaban otras opciones, estos bancos vieron un enorme flujo de depósitos, que llevaron al presidente Jimmy Carter a aprobar el DIDMCA en 1980, con el que se les permitía a estas instituciones aumentar el interés que pagaban en los depósitos.

Sin embargo, para 1982 estas instituciones estaban teniendo pérdidas anuales de 4 mil millones de dólares, que llevaron a la desaparición de prácticamente todo el capital que tenían, y entraron en insolvencia. Pero como el Federal savings and loan insurance corporation no tenía suficientes fondos para cubrir a los depositantes, si estas instituciones cerraban, se les permitió continuar existiendo, con la esperanza de que el problema del mercado fuera pasajero y pudieran recapitalizarse eventualmente.

Pero la situación empeoraría cuando en 1982 Ronald Reagan aprobó el Garn-St. Germain Act, que les permitió a los bancos de ahorro y préstamo realizar una mayor variedad de inversiones, fusionarse con bancos comerciales y funcionar con un menor capital. Esto cambió radicalmente el modelo de negocio porque para poder competir con otros bancos subieron los intereses en los depósitos e intentaron sostenerlos con inversiones más riesgosas.

Garn-St Germain Depository Institutions Act of 1982 | Federal Reserve  History

Esto además causó un enorme riesgo moral para estas instituciones porque después de haber perdido la mayor parte de su capital, los dueños y directivos no corrían ningún riesgo y podían especular con el dinero de sus clientes, de manera más riesgosa gracias a la nueva reforma que las regulaba. Si tenían éxito podrían ganar mucho dinero y si no, serían sus clientes quienes lo perderían, y la mayoría de ellos estaban respaldados por el gobierno de todas maneras.

Una oportunidad que como buenos banqueros no desaprovecharon, y aunque inicialmente estas medidas sirvieron, al menos superficialmente, para aumentar los activos de los bancos de ahorro y préstamo en un 50% para 1985, muchos continuaron sin generar ganancias y quebrando, provocando que en 1987 la Federal Savings and Loan Insurance Corporation se declarara insolvente, y el gobierno federal tuviera que recapitalizarla, financiando para efectos prácticos el comportamiento especulativo de estos bancos.

Que habían pasado de usar los depósitos de sus clientes para realizar préstamos hipotecarios y ayudar a cumplir el sueño americano, a toda una serie de emprendimientos riesgosos con una baja probabilidad de éxito y que claramente no estaban en capacidad de administrar.

Pero el problema no terminaría ahí, y del comportamiento especulativo se pasó a uno fraudulento. A grandes rasgos funcionaba así: Una persona compraba una propiedad, un valuador inmobiliario la valoraba muy por encima de su valor real, y un tercer participante solicitaba un préstamo por el valor inflado de la propiedad, para comprarla y después entrar en default en el préstamo, dejando como ganancia la diferencia del precio inflado y el real.

Y antes de contarte cómo terminó esta crisis, te recuerdo que tenemos un curso de inversiones al que podrás acceder con este link.

Para solucionar esta crisis, el congreso aprobó en 1989 el Financial Institutions Reform, Recovery, and Enforcement Act, con el que se volvía a regular estas instituciones, se establecían capitales mínimos requeridos iguales a los de los bancos comerciales, se aumentaron las primas de seguros de depósitos, se eliminó la Federal Savings and Loan Insurance Corporation y los seguros pasaron a la FDIC que ha sido la encargada de asegurar los depósitos de los bancos desde la gran depresión, y se limitaron las inversiones riesgosas, además se creó la Resolution Trust Corporation, con el objetivo de liquidar las instituciones financieras fallidas.

Para inicios de los 90’s la crisis bancaria estaba pasando, no sin que antes la Resolution Trust Corporation hubiera liquidado más de 700 bancos de ahorro y préstamo y más de 1.000 hubieran fallado en total, generando costos de cientos de miles de millones en dinero de impuestos y contribuyendo además a la recesión de 1990. Haciendo que esta crisis bancaria pasara por tres recesiones y se extendiera por más de 10 años, convirtiéndola en una de las más largas de la historia.

Pero desafortunadamente no sería la última de esta naturaleza y los déficits presupuestarios, la creación desmedida de dinero para cubrirlos, el aumento de la inflación y la necesidad de subir tasas de interés para combatirla sería un ciclo que se repetiría nuevamente, y nuevamente causaría pérdidas en los activos de los bancos, incertidumbre en los depositantes y dejaría en quiebra o riesgo de ella a muchas de estas instituciones. ¿Suena familiar?

Espero que este artículo te haya sido útil. Si fue así, es probable que quieras ver este a continuación. Nos vemos en una próxima ocasión. ¡Hasta luego!